Historia de un corazón y un árbol

Érase una vez un corazón que no podía encontrar su camino. 
Él marcaba cada segundo de todo el tiempo del mundo, pero estaba muy cansado y se sentía muy inquieto. Así que se detuvo a descansar debajo de un roble. Se sentía tan a gusto que se durmió y soñò. El corazón soñaba con las hojas, la savia, las raíces y el agua. Y desde que era un corazón profundamente agradecido se despertó feliz, tan feliz que decidiò de permanecer allí para siempre.


a Mariem  dalla zia Mari




Annunci